Cómo controlar el horario de sueño de su hijo estas fiestas

Managing Your Child’s Sleep Schedule This Holiday Season - Zipster

Cómo controlar el horario de sueño de su hijo durante estas fiestas

 

Las vacaciones pueden ser una época estresante para los padres primerizos. Aunque estás deseando pasar tiempo con tus seres queridos, no puedes evitar sentirte incómodo cuando piensas en cómo conseguir que tu bebé cumpla con su horario de sueño. Sobre todo si cuando no duerme lo que necesita se pone a sufrir ataques de nervios. 

Entonces, ¿cómo puede controlar el horario de sueño de su hijo estas fiestas sin perder la cabeza? Esto es lo que debes saber. 


Cómo gestionar la rutina de sueño de tu bebé cuando estás fuera

Si hay algo cierto en los niños, es que el sueño engendra sueño. Cuando tu bebé duerme lo suficiente durante el día, aumentan sus probabilidades de tener un buen descanso nocturno, algo muy importante tanto para el bebé como para los padres en estas fiestas.

Lo último que quieres es tener que enfrentarte a despertares frecuentes durante la noche porque tu bebé se ha acostado demasiado cansado. Esto no es divertido para nadie y puede arruinar la alegría de las fiestas. La falta de sueño no es ninguna broma. 

¿Qué puedes hacer? Sobre todo porque la mayoría de los padres primerizos estarán fuera de casa visitando a sus seres queridos, a kilómetros de distancia de sus rutinas diarias habituales. 

Lo primero es lo primero: respira hondo. Te volverás loca intentando seguir el mismo horario que tu bebé disfruta cada día cuando estás fuera de casa. Aunque hay cosas que puedes hacer para ayudar a tu pequeño a dormirse durante el día, intenta no sentirte derrotada cuando se produzcan cambios comprensibles en vuestras rutinas habituales: hay cosas que escapan a tu control. 

Dicho esto, hay consejos y trucos que puedes utilizar para ayudar a tu pequeño a dormirse y a permanecer dormido durante el día. He aquí cómo: 

 

Adelanta la hora de la siesta

Acuesta a tu bebé 30 minutos antes de su hora habitual de siesta. Así tendrás tiempo suficiente para ayudarle a conciliar el sueño sin correr el riesgo de que se canse demasiado y se ponga irritable. 

 

Lleva el cochecito

Si te alojas en una casa llena de familiares encantadores (y ruidosos), es fácil que tu bebé se sobreestimule y se resista a dormirse. Si notas que tu bebé está irritable por tanta acción, haz una pausa y sal a pasear con el cochecito. Esto le ayudará a dormirse y te proporcionará a ti un merecido descanso del caos. 

 

Mantén la normalidad en la medida de lo posible

Intenta recrear la siesta de tu pequeño en otro lugar. Llévate la máquina de ruido blanco y arrópalo en su cuna. saco de dormir favorito. Así tu bebé se sentirá cómodo y tranquilo, aunque esté lejos de casa. 

 

Practica la siesta en la cuna de viaje

Si tu hijo está acostumbrado a dormir la mayoría de las siestas en la cuna de casa, el cambio brusco a la cuna de viaje puede ser un poco brusco. Por eso siempre es útil acostumbrar al bebé a la cuna de viaje antes de salir de vacaciones. 

Coloca la cuna de viaje en la habitación de tu bebé y empieza poco a poco haciendo que duerma una siesta al día en ella un par de semanas antes de Navidad. Así se acostumbrará a dormir en un espacio nuevo, en lugar de esperar lo mejor cuando estés fuera. 

 

Busca un lugar tranquilo

A veces ocurre lo peor y tu hijo se niega en redondo a echarse la siesta. Aunque algunos niños pueden saltarse la siesta sin problemas, esto puede suponer un desastre para otros, que rápidamente se sentirán demasiado cansados e irritables durante el resto del día. 

No tiene sentido perder todo el día intentando desesperadamente que tu bebé duerma. Es mejor que te quedes en casa. A veces está bien aceptar la derrota. Recuerda que este contratiempo es sólo temporal. Cuando tu hijo crezca, estos recuerdos serán cosa del pasado. 

Si no puede dormir, busque un lugar tranquilo donde su hijo pueda relajarse. Busca una habitación tranquila y lee sus libros favoritos o realiza otras actividades que le ayuden a relajarse. Aunque puede que no sea tan beneficioso como una siesta, encontrar tiempo para la paz y la tranquilidad puede hacer mucho bien a un niño que no duerme. 

 

No sea tan duro consigo mismo

Ir en contra de las rutinas habituales puede poner nervioso a cualquier padre. Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, intenta ser indulgente contigo mismo y recuerda que las vacaciones duran poco. Aunque una siesta perdida puede parecer el fin del mundo, siempre puedes retomar el ritmo cuando vuelvas a casa. Así que, en lugar de pasarte las Navidades preocupándote por las siestas y los horarios de sueño, haz todo lo posible por disfrutar siempre que puedas. 

 

Cómo gestionar el horario de sueño de tu hijo estas fiestas

Intentar gestionar el horario de sueño de tu hijo cuando estás fuera de casa estas fiestas puede ser un poco complicado. Intenta utilizar los consejos y trucos anteriores para ayudar a tu pequeño a conciliar el sueño siempre que sea posible y recuerda que cualquier contratiempo es sólo temporal. ¡Tú puedes! 

 

Puede que te interese

Best Temperature for Baby’s Sleep - Zipster
Top Baby Names by Country - Zipster

Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.